jueves, 24 de septiembre de 2020

El Dolor de no ser Perfecto


La mente humana es un complejo desordenado, caótico a veces, se ve afectada por las tendencias, los sentimientos, las emociones, por las pasiones, la propia biología y quién sabe que más(autodestructivas o no). Ser consciente, ordenar todo eso, dar el valor que tiene cada uno, o la mezcla de varios, es una tarea que creo no se resuelve del todo en una sola vida. Intentos hay muchos y en diversos momentos o ciclos, con sus escalones y escaleras. Alguien dijo que las personas damos dos pasos hacia delante y uno hacia atrás, dos pasos hacia delante y uno hacia atrás, el resultado es que siempre damos un paso hacia delante o eso al menos dice la teoría. Lo duro es cuando tenemos que dar ese paso hacia atrás, ese que lo marca todo, que hace mella en lo más profundo de nosotros mismos, si es que somos algo más que materia.

Mi mejor amigo mejor- como decía uno de mis hijos cuando era más pequeño- me respondía después de una torrada de un par de horas dando todo aquello que me llenaba y tenía que sacar en un continuo y desatado verbo: “La teoría veo que la tienes muy clara, impresionantemente clara”, sentenciaba... Mi cabeza se quedaba pensante sin movimiento alguno, tenía razón, la teoría estaba muy clara, la practica es algo más complejo. Los pocos que me hayan seguido en mis escritos saben que suelo darle vueltas a lo mismo desde hace muchos años desde distintas perspectivas, en el fondo siempre expreso lo mismo: No es lo mismo la teoría que la práctica, no se puede juzgar a nadie “ sin conocer su infierno”, es muy fácil hablar o comentar desde la comodidad de las redes o el estatus económico o desde la seguridad. Sí, aquellos que no han arriesgado nada, textualmente nada en toda su vida. Los demás, los que arriesgamos cada día y nos cuestionamos cada hora, tenemos calificativos menos amables y no somos lo que se llama en política un mirlo blanco. Mi desprecio a todos aquellos que hablan sin saber, somos demasiados los que opinamos sin siquiera una sola vez besar con pasión los límites.

Llevo toda mi vida leyendo y escuchando lecciones que aleccionan de personas que jamás han tenido ninguna experiencia real sobre lo que están hablando. Suelo usar la frase robada pero importante: “Treinta años de experiencia no es un año repetido treinta veces”. Esta frase me ha causado más dolor que el mal entendido amor, si algo tengo claro es que de amor se ha hablado hasta la saciedad y qué pocas personas comprenden que es el amor en realidad. Con la vida genéricamente pasa tres cuartas partes de lo mismo, no se entienden las decisiones que no siguen las convenciones sociales, se supone que lo que todos hacen o dicen aporta más verdad que la ocurrencia o la experiencia de un solo individuo, y hay que decirlo hay una gran parte de verdad en esto, nadie quiere pasar el inmenso dolor que conlleva intentar ser lo más perfecto posible, entendiendo como perfección su primera acepción en el diccionario de la lengua española: “Que tiene el mayor grado posible de bondad o excelencia en su línea.”

La mayoría tendemos a movernos en pro de un ideal, para cada uno es semejante o distinto no importa, queremos que nuestras vidas tengan un cierto sentido, ya sea a través de nuestras familias, de nuestros hijos, de nuestros amigos, de nuestro trabajo y un largo etcétera. Pero lo que no podemos evitar, de ninguna manera, es tender a ser perfectos de acuerdo cada uno a su ideal. Esto es algo maravilloso en sí mismo y quizá el norte en cada brújula vital, pero a la vez es una losa muy pesada que arrastramos como una especie de penitencia, todo aquello que no se acerque al ideal construido en nuestra mente, en nuestra vida más real, es un cuchillo afilado que rasga nuestra delicada piel y llega hasta la carne, el dolor es inmenso.

Aquí debería nacer la perspectiva humana, aquella que ordena y mide, la que nos hace entender nuestras capacidades y condicionamientos, aquella que resuelve que somos un ser en potencia que piensa, actúa y siente todo el tiempo, aún durmiendo... y que es blando y duro, triste y alegre, incapaz y capaz, y no sé cuántas cosas más, no importa ahora.

Lo que importa ahora es decirles que nadie es perfecto, que nadie tiene la verdad, que por mucho que nos creamos, sabemos muy poco, y que lo importante de verdad es conocernos para poder medir y ordenar con cierta claridad.
No hay mayor dolor que no cumplir con nuestro propio ideal. Tengan cuidado con la fantasía, tan necesaria y tan peligrosa como intentar vivir sin la cárcel del qué dirán.


sábado, 4 de abril de 2020

Corona el Alto Jorge


Veo desde mi ventana el Alto Jorge, hace ya algunos años que no he subido, un día por otro la casa sin barrer. Y es que el tiempo pasa muy deprisa cuando estamos hiperactivos. La mayoría tenemos una vida con poco tiempo libre, al menos con el suficiente tiempo para que, pausadamente y sin interferencias, uno pueda reflexionar tranquilamente y dedicar parte del tiempo de ocio a recorrer nuestra hermosa geografía. Buñol tiene ese encanto, estar rodeado de naturaleza por todas partes, y en cada parte un rincón de excepcional belleza paisajista. Ni qué decir, si hablamos del trino de los pájaros, la cabras saltando a la Jarra y esas brisas suaves que trae la primavera…
Hoy ninguno de nosotros podemos movernos de casa, salvo para hacer las cosas más básicas. Miro al Alto Jorge y me apetece muchísimo estar ahí, en la punta, respirando  fuerte después de la pendiente y contemplando sus vistas abruptas, y a la vez, delicadas vistas, desde arriba. Es curioso que siempre nos apetece más aquello que no podemos hacer o está prohibido, la mente humana tiene ese brioso deseo que tenemos que domar a lo largo de los años. Cuesta mucho tiempo, dolor y sufrimiento aprender a postergar, cuando no a renunciar a algunos deseos. Es como una especie de síndrome de abstinencia, de alguna manera siempre está ahí… de hecho algunas veces, nos desinhibimos y soltamos toda esa pasión acumulada. No deja de ser, como siempre, una práctica insana si sujetamos tanto los deseos que no dejamos ni una pizca de sabor para degustar la vida. Me dan una envidia enorme aquellos que saben condicionarse así mismos durante toda su vida. Nunca fui capaz y aunque he ido aprendiendo a moderarme, creo que moriré con esa necesidad de mandar a la mierda tanto condicionamiento, en general producto del miedo a mostrar todo eso que nos enseñaron era pecaminoso y en realidad no lo es, ni por asomo, de hecho, es lo más sano que podemos hacer.
Por determinadas coyunturas y circunstancias, además de mis propias convicciones(erróneas o acertadas, no quiero quitarme responsabilidades), he vivido algunas crisis en mi vida de toda índole, todas muy duras y dolorosas, todas pusieron a prueba mi resiliencia, mi capacidad para adaptarme, aprender de los errores y sobreponerme. Todas ellas tuvieron un alto precio, tanto en lo personal como en lo económico y no siempre las dos a la vez.
Parece que después de más de diez años intentando superar la última y ya viendo una ventana donde asomarse a la luz nos va tocar, nos está tocando, vivir otra crisis. Su calado es otro, nos afecta a todos, ricos y pobres, guapos y feos, altos y bajos, mujeres y hombres… Es una crisis sanitaria que afecta a todos, pero como siempre desemboca inevitablemente en una crisis económica y social que no afectará todos por igual. Parece que el gobierno esta vez por fin, nuestro estado, está empeñado en que no la paguemos otra vez los mismos, perdonen que no lo crea del todo, pese a estar convencido de que intentarán que así sea, dudo que dado nuestro sistema económico y de valores  vaya a poder ser del todo verdad. Algunos no tendrán cobertura alguna, bien porque no saben gestionar toda la burocracia necesaria o bien porque el sistema ya los echó hace tiempo y de por vida. Siempre digo que los mirlos blancos, esos que no tiene ni una mancha en su vida-disculpen que me ría- son los que llegan alto y se hacen con cargos empresariales y políticos, justamente aquellos que en su vida no han pasado ni una sola penuria de verdad. Precisamente por esto es por lo que no confío del todo en ellos, no por su falta de voluntad, sino por su falta de conocimientos, y no de esos que se enseñan en las universidades, sino de los que se aprenden sangrando. Como mucho el que más experiencia tiene se ha hecho un corte en el dedo en la cocina. No por ello quiero quitarles valor, son personas muy preparadas y con el asesoramiento de la mayores eminencias en ciencia y economía, por lo tanto seguro que estamos en buenas manos. Solo digo que de vez en cuando se deberían rodear de algún que otro autónomo arruinado o empresario quebrado o en general personas desahuciadas por el sistema.
No quiero terminar sin contagiarles mi mejor enfermedad: el optimismo. Pero no un optimismo lelo, ingenuo, sino un optimismo probado, corroborado, capaz de sacarte de cualquier situación si se pone actitud y se busca la ayuda que se necesita-no es fácil esto último ni quizá lo primero-. Nos juzgan demasiado rápido.
Hace algunos años aprendí que los seres humanos caminamos así, dos pasos para adelante y uno para atrás, dos pasos hacia delante y uno para atrás, lo que como resultado da que cada dos pasos en realidad solo damos uno, pero lo bueno es que caminamos siempre dando un paso, y paso a paso les aseguro que se hace mucho camino. Aunque cada dos pasos demos uno para atrás y eso nos desanime, aunque cuando damos dos pasos eso nos anima. Saber que siempre daremos un paso adelante es muy importante, porque siempre avanzamos.
Estimados lectores, espero que se encuentren bien y no haya tenido que vivir la pérdida de algún ser querido, aún si es así les invito a reflexionar sobre cuál es la oportunidad en esta crisis, sobre qué sentido tienen las crisis en nuestras vidas sin conseguimos que no nos destruyan.
Un abrazo grande y fraternal a todos, especialmente a todos aquellos que trabajan por el bien común.

miércoles, 11 de septiembre de 2019

La típica noche de verano



No abundan las palabras ante tantas imágenes, no es fácil concentrarse cuando se necesita desinhibirse como fórmula de descanso. Dejar la mente fluir tranquilamente…
Cuando las imágenes son postales, los sentidos se agudizan, la luz cala en la piel y calienta nuestros cuerpos, cuando la noche es brisa y frescura, y los astros se reflejan en cada mar y en cada tierra, o quizá la luna (como en la foto adjunta de Altea de una noche en Agosto). Son percepciones de verano típicas y tópicas, nunca mejor dicho, todo lo tópico parece que se enjuaga en la piel, el cuerpo responde con otra energía y qué decir de la mente, la pobre tan necesitada de un poco o mucho de cordura, de alegría y de libertad, cada uno elige si puede. No siempre se puede y suele ocurrir que en las fechas tan señaladas se dan los peores momentos y los mejores, supongo que habrá una nutrida capa de grises, pero nosotros solemos percibir mejor los límites, la profunda intensidad.
Lo bueno de los años, de sumarlos, entre otras muchas cosas, es que las perspectivas se agrandan y se modifican en distintos tiempos y circunstancias: Uno puede comprobar consciente-cada vez más creo- como uno ha visitado a lo largo de los años un mismo lugar en muy distintas circunstancias, sobre todo en lo que corresponde al ánimo, a las emociones y a las personas que nos acompañan o acompañaron en cada época-algo realmente importante quizá sin parecerlo-; al final todo se traduce en emociones y sentimientos, en actitudes, capacidades y potencialidades, todo puede brotar, germinar en cada coctel vivido de una forma clara, consciente e íntima y espontáneamente, hablo de esa relación que tenemos con nosotros mismos y que tanto depende de otros, en muchos casos, seguramente demasiados. No nos enseñaron amarnos como amamos a los demás y quizá es ese siempre el eterno problema(el amor a uno mismo), es difícil dar lo que uno no tiene, solo que en este caso se complica, como casi todo en la mente humana, aparecen otros muchos condicionantes que no hay que dejar dar de revisar y sobre todo de entender. La vida no es plena si no se comprende y se acepta suficientemente tal y como es y eso depende de cada uno, desde el conocimiento y la experiencia, la una sin el otro tiene poco recorrido y peor resultado.

Hoy ha llovido un poco, lo suficiente para crear un aroma de agua y tierra que extenúa, después de días de sol y aire extremadamente caliente se produce una fusión, siempre en nuestros sentidos y después en la mente, una mutación emocional que llega hasta los sentimientos más hondos. El amor no me cabe la menor duda, nace en momentos como estos, sobre todo el amor a la vida y su repercusión en cada una de nuestras vidas individuales, desconocidas para los otros, incluso para los más allegados, porque en noches como ésta uno se siente único, uno mismo, ni mejor ni peor que nadie, simplemente uno, yo, tú… cada uno su-yo.

En noches como estas, rompo el silencio y las palabras salen -benditas palabras que me curaron de tantos males- queriendo compartir algún que otro pensamiento alguna pequeña reflexión con algún lector no demasiado exigente y con pocos prejuicios, quizá algún conocido y por qué no siempre algún desconocido, ahí es dónde está la dimensión que da sentido a escribir, llenar el papel en blanco de letras, palabras y oraciones, con sentido espero, y con la maravillosa intención de compartir, no creo que haya nada más hermoso que compartir, especialmente desde la complicidad.
El otro día gritaba a mis hijos-literal- que hay dos palabras que definen lo más importante en la vida: Reciprocidad, (respeto, me comí una palabra en la cena) y complicidad. Juntas son la esencia del disfrute total, unidas conforman todo un carácter.
No hay nada como una noche de verano, o un día, o una tarde, o en otoño o en invierno o en primavera, pero siempre con reciprocidad y complicidad.

La complicidad y la reciprocidad es y debe ser, no solo con las personas sino con la naturaleza, con todo aquello que nos rodea vivo o construido, transcendiendo lo humano, por mucho que nos duela, se puede sin duda y se debe conseguir una comunión con todo aquello que nos aporta y que nos hace crecer llenando la vida.

Qué hermosa la palabra armonía, qué difícil construirla, qué inverosímil entender que cuando no se siente, ni se consigue, es parte del camino para llegar a ella en algún momento. Momentos que son profundamente grabados en la memoria y que asaltan los cielos de cualquier luna y en cualquier tiempo. Lo demás es cosa de cada uno o no. Usted tiene la palabra.

domingo, 28 de julio de 2019

Diario de un concejal(7): Desarrollo



El desarrollo económico sostenible de Buñol, el eje principal
Cuando llegamos al Ayuntamiento sabíamos que Buñol necesitaba un plan de desarrollo económico y una herramienta que fuera lo suficientemente ágil para ponerlo en marcha. No es fácil, las áreas transversales dependen absolutamente de tener, por una parte, una partida presupuestaria suficiente y para la otra el consenso total para sentarse a construir el plan y desarrollarlo.
Durante toda la legislatura, la partida de desarrollo en el presupuesto ha sido pequeña, subiéndola cada año a base de demostrar su importancia con mucho trabajo hasta llegar al presupuesto de 2019 con 75.000 €, cantidad claramente insuficiente. La siguiente pata necesaria para el desarrollo económico de Buñol debía ser la modificación del objeto social y lo estatutos de BUINSA, de manera que legalmente pudiera actuar sobre Radio Buñol TV y su publicidad, trabajando todo el año con personal asignado para el aprovechamiento de la marca La Tomatina junto a las asociaciones y las empresas locales en todos los ámbitos, desde patrocinadores, imagen, merchandising, derechos de emisión, una comercializadora de conservas, mermeladas, ketchup y así un largo etcétera, todas ellas con un estudio previo y un plan de negocio que transformara a BUINSA en una empresa pública de verdad, con una actividad económica que beneficiara a Buñol como pueblo y creara puestos de trabajo tanto directos como indirectos.

BUINSA, una empresa pública de verdad
Al llegar al gobierno del Ayuntamiento nos encontramos con la posibilidad real de que a través de la la famosa Ley Montoro, BUINSA, en teoría, podía ser liquidada. Durante un año y medio estuvimos trabajando para que eso no ocurriera de ninguna manera, sabíamos que BUINSA debía ser uno de los principales motores del desarrollo económico de Buñol.
Tras superar esta situación y durante toda la legislatura en cada reunión del equipo de Gobierno pedimos que se priorizara el cambio de objeto social y de estatutos de BUINSA, el sí era la respuesta, que siempre se contradijo con los hechos, en ningún momento nadie lo puso en la mesa como prioridad.
Casi a mitad de legislatura, después de los infructuosos trabajos y reuniones con la Comisión de Recuperación Industrial para conseguir que los terrenos de la antigua cementera y las vías de tren fuesen alternativa potencial industrial, decidimos hacer el único desarrollo posible sin contar con el “establishment” del Ayuntamiento, la Alcaldía y los técnicos en lo jurídico y lo económico. Su apoyo de facto nunca llegaba. Apostamos por ejecutar la primera fase del desarrollo turístico de Buñol cuyo esquema pueden ver y que significó un logro objetivo en número de visitantes, en actividades, en propuestas, también pueden ver los resultados en el informe que está en la página de Desarrollo de Facebook. 
Y por otra parte hacer todo lo posible por apoyar el emprendimiento, la creatividad y la imaginación como fórmula para incentivar a nuevos autónomos. Para ello ideamos el Concurso Impulsa de Ideas y Emprendimiento(Bianual), recuperamos el pequeño Vivero de empresas en BUINSA, casi vacío convirtiéndolo en un Coworking con los ganadores de los concursos y otros autónomos, conseguimos llenarlo. Visto el éxito de los concursos y la afluencia de emprendedores encargamos para la nave central de propiedad de BUINSA un edificio  que sumara un Coworking para 19 personas, 11 despachos para pequeña empresas, salas de reuniones y de atención, todo ello en un edificio bioclimático y de diseño de vanguardia que también pueden ver en la página . Tampoco fue una prioridad, incluso consiguiendo una subvención singular de 40.000 €  sobre los 120.000 € del Presidente de la Diputación que por razones técnicas nunca se materializó.Debo reconocer, que entre las muchas cosas que me hubiese gustado poder ejecutar, el edificio COVIVE-IMPULSA es probablemente una de las que más me duele no haber podido hacer realidad, aunque el proyecto está hecho y espero que los cargos que me precedan tengan la capacidad de construirlo como una prioridad. 
Hubiese sido la única Lanzadera pública capaz de formar, asesorar y financiar a los emprendedores-junto a las Asociación de Comerciantes y Empresarios-de hoy y del futuro y hubiese constituido una apuesta por la creación de empleo y fomento del emprendimiento, también hubiese sido un centro de I+D+I para pequeñas empresas y el encuentro entre emprendedores y pequeñas empresas hubiese supuesto un gran trasvase de conocimiento, experiencia y el apoyo de unos a otros, todo ello supervisado y apoyado por el equipo de BUINSA y el Ayuntamiento.
Todo este trabajo ya está hecho y es fundamental para desarrollar Buñol, me dejo en el tintero de los deseos, un plan de rehabilitación del casco antiguo del Castillo y la construcción en solares del Ayuntamiento de vivienda social en forma de cooperativa o cooperación público-privada con pequeña empresas constructoras, también un plan de transformación de los edificios con energías renovables con subvenciones tanto del Ayuntamiento, Diputación y la Generalitat, importantísimo en la creación de empleo en un sector extremadamente castigado como la construcción en nuestra zona. Y quizá lo fundamental: Suelo Industrial disponible y adecuado junto a un urbanismo para el presente y el futuro.
La primara fase del Plan de Desarrollo Turístico de Buñol a falta de algunas infraestructuras hemos conseguido acabarlo y es fundamental seguir y construir la segunda fase para la siguiente legislatura, ahondando en todas las herramientas ya creadas, siguiendo los procesos de marketing digital y de toda índole, incluso hasta llegar a que Buñol estén entre los 10 finalistas para Capital del Turismo Rural 2019, hecho que nos pone en el mapa de  los pueblos atractivos para el turismo rural o de interior. Será muy importante seguir por esta vía hasta conseguir un turismo estable y sostenible durante todo el años para beneficio de todo el pequeño comercio de Buñol y abierto a invertir para cada día dar un mejor servicio a nuestro visitantes, mejorando la restauración, la hostelería, los parajes naturales y las infraestructuras de movilidad.

miércoles, 19 de junio de 2019

Si votas, vota de verdad, coño



Muchas personas, incluso las que se creen que me conocen bien, creen que soy idealista y tengo ciertos “ramalasos” románticos. Y tienen, casi seguro, todos razones.
En los nec-ocios he sido un creativo nato y un emprendedor empedernido, hasta el punto de ser o sentirme excesivo y por qué no para algunos demasiado echado para adelante. Quizá ésta sea una confesión que os hago a todos y a mí mismo. En general la tendencia es que si eres así, la realidad tradicional, más las personas que se creen más “serias” que tú, piensen que estás equivocado y si no sigues ciertos patrones o tradiciones opinen seguramente que estás equivocado, o en un modo más cariñoso, que eres un “cabesica loca”. Ahora bien, si se tiene en cuenta que creo firmemente en la creatividad como forma de vida, que creo absolutamente en el emprendimiento como manera de ser leal a mi mismo, a mi familia y a la sociedad, si además le añades que lo obvio lo sabemos todos, por lo tanto no tiene nada de excepcional, y que la mejor manera de educar y de relacionarte es con hechos, se podría llegar a la conclusión que por muchos errores que uno pueda cometer a lo largo de la vida-que son muchos- si todos estos precedentes los cumples a rajatabla y encima le pones la pasión y los valores que son para ti fundamentales, se puede corroborar que, al menos, uno tiene derecho a equivocarse para aprender, de hecho es la única forma de conseguir esos que todos llaman experiencia, aunque el concepto cada vez está más denigrado. En este momento, cuando reflexiono, siempre me viene a la cabeza una frase que leí y luego oí y que refleja mi sentir de una forma impecable: “30 años de experiencia no es un año repetido 30 veces”. Y por muy duro y jodido que suene, es cierto, se lo cree de verdad poca gente, en realidad creen que la edad es un plus sin más-y es verdad relativamente- pero en realidad solo cuenta cuando has experimentado en toda la amplitud de la palabra, de lo contrario lo único que hacemos es transmitir nuestros propios principios, disfrazados de tradiciones o de repetir siempre lo mismo. Por cierto, es lo contrario de progreso, o lo que es lo mismo retroceso- yo lo llamo apalancamiento o umbral de seguridad- en sí mismo nada tiene de insano, solo si nuestra forma de vida o parecer se confronta brutalmente con cualquier otra. Un ejemplo hoy sería los ultras en cualquier sentido o todos aquellos que ven su modo de vida como modelo de lo único bueno. Grave error, gravísimo, tanto que ha hecho añicos a individuos y sociedades enteras. Ejemplos claros la homofobia o el nazismo, el franquismo o cualquier otro modelo que sirva como único pensamiento y estrictamente incuestionable.
Sirvan estas palabras como preámbulo. En realidad lo que me gustaría decir es algo más local, más cercano y muy próximo: las Elecciones Municipales. Lo local es algo muy específico, aún así se conoce poco. 
No exagero si les pido para la próximas elecciones que llenen todos la urnas, hasta aquellos que se identifican con el no votar como una elección libre y con sentido, a mi entender, explicable, pero carente de construir un camino de progreso.
Créanme si les digo que después de cuatro años, intensos, analizados y trabajados en el gobierno de Buñol, les plantee algunas preguntas: ¿Cree usted que conoce bien la gestión que han hecho cada persona o grupo político en el Ayuntamiento? ¿Es capaz de valorar sin prejuicios el trabajo de cada grupo o individuo en el consistorio? ¿Vota usted con las emociones o con la razón? ¿Siente usted que podría hacerlo mejor que todos los que se presentan? ¿Cree usted que no hay nada que haya hecho bien casi nadie? ¿La política la conoce bien, la entiende, sabe los las dificultades y condicionamientos que conlleva gobernar o cumplir con la ley-burocracia? ¿Entiende que ser justo pasa por ser objetivo a la hora de valorar la actitud de los políticos y su trabajo real subordinado al bien común?
Termino exigiéndoles que voten de verdad coño, voten con objetividad y voten pensando en el bien común, no en que gane su equipo de fútbol o su cuadrillica o sus siglas, la política-aunque no parezca- es algo muy serio y muy importante para la vida de las personas, no se debe, aunque se pueda, ponerla en manos de simplemente mi partido tradicional o quien me cae bien, la política se merece un análisis objetivo y sincero, una reflexión sobre los hechos y la filosofía aplicada a la gestión pública.
Háganme el favor, voten, voten de verdad, con criterio, sin prejuicios, sin dimes y diretes, infórmense de los hechos, de lo importante, de lo que nos hace crecer y vivir mejor… luego echen la papeleta a quiénes cumplan-como decían los griegos en su moral llena de principios- no malgasten su voto repitiendo más de lo mismo, así no correrán riesgos, no se sentirán inseguros, incluso puede que sienten coherencia, pero nada cambiará.
No espero que lo hagan exactamente pero sí espero sientan mínimamente las ganas de vivir, arriesguen, aunque sea una vez, sientan el hormigueo de andar por un camino desconocido, igual, con un poco de suerte, si seguimos nuestro instinto acertamos. Da un poco de miedo lo sé, por no decir mucho, pero el ser humano no ha llegado hasta aquí haciendo siempre lo mismo.
Conste que no me presento, les pediría el voto para mi mismo, perdonen tengo que ser sincero, aún así les pido que no voten a nadie que no haya hecho bien su trabajo, a nadie que no haya apostado por progresar, a nadie nuevo o viejo que no tenga criterio ni valores, voten a aquellos que se han dejado la piel esforzándose y que entienden el valor del trabajo en equipo como fundamento del saber, aquellos que saben a ciencia cierta que cualquier persona tiene el mismo valor que otra, sin dudas ni pretextos, con hechos, no solo con palabras y fotos. No voten vacío.

sábado, 11 de mayo de 2019

Diario de un concejal (6) El antes y el después en la informática




Al comienzo de legislatura, nos encontramos con una informática construida sin orden y desfasada en el tiempo, había que rescatar todo aquello que fuera posible y construir un sistema eficiente y a escala, para ello contratamos una auditoría informática a una empresa especialista en el sector público y en la administración electrónica. Teníamos que definir qué sistemas necesitábamos, servidores y sistemas de seguridad, una conectividad rápida y bien organizada. Tuvimos que actualizar licencias de programas y sistemas operativos, revisar cada ordenador y hacer un inventario de todo los elementos informáticos del Ayuntamiento y cada una de sus sedes.
Actualizamos la redes y ordenadores en la EPA y el instituto viejo, en el Conservatorio de Música, en la Biblioteca, buscamos el mejor programa para el organizar el deporte en Buñol, en BUINSA, actualizamos y compramos ordenadores nuevos en el Ayuntamiento, junto con servidores propios, cortafuegos y sistemas de seguridad, cambiamos toda la red anticuada de conexión entre ordenadores y servidores, contratamos fibra simétrica en todos los lugares que fue posible y en el resto alternativas que dieran cobertura eficiente. Volvimos a poner al Ayuntamiento de Buñol en el S.XXI, informáticamente hablando.
Sacamos a concurso un puesto de informático que coordinara y controlara todos los procesos de cambio y de mejora de los sistemas.
Instalamos la Sede electrónica de Diputación a coste cero, registro de entrada electrónico y gestión de expedientes, como todo cambio necesita de una implantación paulatina  y en fases que por una parte no cree problemas y por otra dé el tiempo suficiente al personal para adaptarse a los nuevos métodos de trabajo. En muy poco tiempo los ciudadanos podrán hacer cualquier gestión en el Ayuntamiento desde su ordenador.
Por otra parte se implantó en intervención el sistema de firma digital para los concejales y personal responsable en la conformidad de facturas, una primera fase que terminará firmando desde el teléfono móvil o desde cualquier ordenador agilizando todos los procesos de trabajo en la parte económica del Ayuntamiento. Cuestión importante los ciudadanos y los proveedores puedan seguir los expedientes y cobrar sus facturas rápido.
Todas ellas mejoras que significan la modernización y le eficiencia del trabajo interno del Ayuntamiento, cuyo objetivo es dar un mejor servicio público a las personas.
Otros de los problemas que nos encontramos al llegar fue, dos webs del Ayuntamiento y ninguna de la dos estaba actualizada y lo que peor, no funcionaban bien, a esto habría que sumarle que cada dominio del Ayuntamiento y sus sedes: radio buñol, conservatorio, correos, bunyol, bunol, etc estaban alojados cada uno en un proveedor de hosting distinto, tuvimos que deshacer el ovillo y traspasar todo los dominios a un solo proveedor y crear un dominio buñol.es que con subdominios diera cobertura a todas la necesidades del Ayuntamiento y sus sedes.
Comenzamos construyendo webs y sus contenidos, para ello había que diseñara un sistema organizativo que tuviera responsables para no encontrarnos con la falta de actualización de la webs, lo que supondría que la información no llegaría de nuevo a los ciudadanos, tanto de comunicados, como de los eventos del Ayuntamiento, asociaciones, y muchos otros. Decidimos hacer editores a los concejales por su área o servicio, o lo que es lo mismo por sus competencias, y en cada sede a un responsable último del sistema para que funcionara correctamente.
Así han ido naciendo 8 webs o portales cada uno con sus contenidos y su sentido: la web del Ayuntamiento de Buñol, la de Radio Buñol TV que servía también para subir los Podcats de los programas emitidos y luego subirlos a las redes sociales con lo que conseguimos una audiencia mayor por una parte y con las demás llegar al ciudadano de una manera directa. Seguimos con la web del Conservatorio de Buñol para que los alumnos y padres tuvieran una herramienta de información adecuada, después vino la web de televisión en streaming y directo y a la carta de la Televisión de Buñol, seguimos con una web para comprar entradas de los actos del Ayuntamiento por internet, después el portal Participa Buñol, programa de los ayuntamientos del cambio para la participación ciudadana y terminamos con el Portal de Transparencia, algo fundamental para que lo ciudadanos controlen el presupuesto, el gasto y el trabajo de sus representantes políticos. Y como no la web de Turismo Buñol que ha servido de trampolín para dar a conocer Buñol y atraer visitantes en el primer año duplicamos las personas que nos visitaron.
A todos ellos les sumamos la redes sociales que han sido un gran trampolín para mejorar la comunicación con la publicación y realización de enlaces de todas la webs, todo ello en páginas y grupo desde 2000 a más de 5000 personas, lo que nos auguraba llegar con la información a muchas personas.
Sin duda la herramienta comunicativa mejor por su inmediatez y su cobertura ha sido la App Buñol, para teléfonos móviles y Tabletas, más de 2400 descargas lo corrobora, su utilidad para el ciudadano ha sido evidente y con contenidos importantes como las farmacias de guardia…, eventos y comunicados.
Un trabajo minucioso, al que le falta un poco de tiempo para sacarle el mayor partido a la informática, como todos los cambios necesitan de un periodo de adaptación de los trabajadores para que finalmente los ciudadanos disfruten de un trabajo de fondo que mejore su relación con el ayuntamiento en todos los procesos.

martes, 19 de marzo de 2019

Diario de un Concejal (5) Antes la Comunicación





La comunicación ha cambiado mucho con las nuevas tecnologías. Los canales de información se han multiplicado y son cada vez más inmediatos, el sosiego de la reflexión del periodista al dar la noticia ya es en la mayoría parte del pasado, ó en el mejor de  los casos, fruto de algún reportaje de investigación o documental. Las fake news han destrozado la comunicación hasta llegar a la mentira y la desinformación. Las redes sociales se convierten así en un hervidero de opiniones tergiversadas o con falta de información, verdades a medias que solo son mentiras, su consecuencia suele ser el insulto, la falta de respeto y el reflejo de las miserias humanas enraizadas en las emociones más primitivas, rozando el odio y la violencia verbal.
Esta realidad ha propiciado que desde la política y desde las instituciones cada vez sea más importante usar la tecnología para comunicarse con los ciudadanos y los  colectivos: las webs, la redes sociales, la retransmisión de TV  en streaming, los podcasts de radio, etc se han convertido en la manera más eficaz de informar a la sociedad. Es más necesaria que nunca una información veraz y objetiva dirigida al ciudadano, la transparencia debe ser la tendencia que se aplique a la comunicación institucional, especialmente en los ayuntamientos, buscando la cercanía con los ciudadanos. Las dificultades y vacíos se dan más en los contenidos que en los canales comunicativos como explicaré en adelante.

Cuando llegamos al Ayuntamiento en Junio de 2015 nos encontramos con dos webs del consistorio y ninguna de las dos funcionaba o estaba actualizada. Cada dominio(Ayto, radio, conservatorio, etc) estaban por un lado de cada una, nuestra primera acción fue organizar todos los dominios en un mismo sitio y crear subdominios para cada área con su consiguientes webs.


Las nueva tecnologías, la redes sociales Radio Buñol TV fueron  en nuestro esquema de comunicación(que no aporto por espacio, pueden verlo en el Facebook de Participación y Comunicación Buñol) el eje de comunicación de cualquier área o servicio del ayuntamiento.

Una de las herramientas mejores y más prácticas para llegar al ciudadano ha sido la App Buñol para móviles y Tabletas en Android e IOS con más de 2000 descargas. 
Como ejemplos de su eficiencia daré algunos datos www.buñol.es  ha recibido a día de hoy y en 42 meses 443.547 visitas, un total de visitantes únicos de 29.187 personas y 742 comunicados a estos habría que sumarle los eventos. La web www.radiobuñoltv.es  con una visitas totales de 84.861, visitantes únicos 4.107 y paginas publicadas 4.165. En el año 2018 la web turismolahoya.buñol.es ha recibido 41.095 visitantes únicos, con 7.230 seguidores en redes y un total de contenidos vistos de 2.873.209. A todo ello habría que sumarle la web conservatorio.buñol.es, entradas.buñol.es , tv.buñol.es , el portal de participación y decisión ciudadana decide.buñol.es  y el portal de Transparencia ahora mismo en terminación transparencia.buñol.es y la Sede Electrónica.
Los podcasts de Radio Buñol y la incipiente Televisión de Buñol con su nuevo plató y emisiones en directo y a la carta son un fiel reflejo de que Buñol dispone de unas herramientas técnicas punteras, si a eso le sumamos la mejora de programación en la Radio y la implementación de programas informativos y de entrevistas, etc podemos estar objetivamente contentos. A resaltar, después de 20 años de forma irregular, la legalización de nuestra emisora local ya con licencia definitiva desde hace una semana. No hemos olvidado los soportes en papel para aquellos para quienes las nuevas tecnologías todavía no son de su agrado, el boletín de información municipal Voces de Buñol a dado buena cuenta en sus tres ediciones de todo el trabajo realizado en las concejalías.
Han quedado pendiente, y en eso estamos trabajando, los soportes físicos en la calle,  en pantallas de video de gran formato que en 4 puntos de Buñol, dos en la Venta y dos en el pueblo cierren el círculo comunicativo, para que cualquiera pueda tener toda la información a su alcance.
Con la información y la comunicación, para todos, hemos generado una estructura que no olvida a nadie, como dije anteriormente los contenidos han sido más o menos eficaces dependiendo de cada concejal, cada uno de nosotros hemos sido responsables de ellos en las herramientas comunicativas del Ayuntamiento de Buñol.
Un pueblo bien informado es un pueblo con conocimiento, culto y crítico, por eso la apuesta por la buena comunicación ha sido una prioridad para nosotros.

sábado, 9 de febrero de 2019

Diario de un Concejal(4) Desde el principio, la Participación Ciudadana



Todos los partidos políticos hablaban en sus programas más o menos de participación ciudadana, incluso los que ni siquiera hacían primarias. Todos se suman, lo que significa progreso y democracia dándole la voz al pueblo es políticamente correcto, cualquiera se adhiere de boquilla, realmente muy pocos se toman en serio el paso de la democracia representativa a la democracia participativa y mucho menos trabajan en que funcione de verdad. Y creanme que lo entiendo en algún sentido, la participación debería exigirse desde los ciudadanos a las instituciones, y por mucho que me duela, la realidad es que prácticamente no se reclama; por otra parte son muy pocas las instituciones que realmente quieren escuchar la voz de los individuos quizá un poco más a los colectivos sociales(imaginen por qué).
Permítanme que me centre en el diálogo tan necesario entre el Ayuntamiento(y demás instituciones) y los ciudadanos y cuáles son, a mi entender, algunas de las barreras que dificultan una buena comunicación e información.
Por parte de los ciudadanos y por parte de las instituciones distinguiría así algunas de la barreras que debemos superar:

1.- Las instituciones no son en muchos casos capaces de informar bien y de forma clara, a veces conviene la ambivalencia ante problemas complejos, nadie quiere meterse en un jardín, los votos son importantes. Un buen ejemplo sería el Centro de Menores de Buñol.

2.- Los ciudadanos nos llevamos por las emociones, especialmente en la redes sociales, sobre todo cuando sentimos que nuestra libertad y convivencia se siente amenazada. Cada vez que aparece un político dando respuestas es muy fácil que los insultos y las descalificaciones vuelen, de ahí que se evite o se tenga miedo, tanto de una parte como de la otra a la hora de posicionarse, el miedo es muy peligroso en la política y en todos los ámbitos de la vida. Puede sacar lo peor de nosotros mismos… el político se protege, el ciudadano también.

3.- Las instituciones están integradas por partidos políticos y muchas veces sus intereses electorales se entremezclan con el sentido común y la responsabilidad dando como resultado algo muy diferente al bien común.

4.- Los ciudadanos desconfían de los partidos e incluso de los políticos, no creemos en muchos casos que en realidad valoren nuestras propuestas, sean conscientes de nuestros problemas, incluso sean capaces de resolverlos.

5.- Probablemente derivado de todos los puntos anteriores falta más confianza, respeto y consideración entre los políticos y los ciudadanos. Mejoraría mucho el diálogo.

Son muchas más las barreras que tendríamos que plantearnos a superar, aún así, con estas podemos hacernos un idea legible y entender la importancia de reflexionar y actuar todos para conseguirlo. La inteligencia colectiva(cooperación y participación) es ya el presente-siempre lo ha sido- y por supuesto el futuro y sin duda la democracia participativa lo será gracias a las nuevas tecnologías, tenemos la obligación de dar los pasos juntos para conseguirlo.

Desde el principio de esta legislatura tratamos de generar estructuras que favorecieran la relación entre los ciudadanos y el ayuntamiento, comenzamos por una parte con los Consejos Ciudadanos en cada Concejalía y con la información y la interacción a través de la web del Ayuntamiento buñol.es, la App para teléfonos móviles y las Redes Sociales como canales de comunicación y participación ciudadana. Algo que sirvió para dar el primer paso, un paso efectivo pero que necesitaba de muchos más como explicaré en adelante.

Es importante analizar con objetividad, algunos Consejos Ciudadanos han funcionado muy bien, la mayoría regular y demasiados mal o ni siquiera han funcionado. En esto tiene mucho que ver tanto con el concejal responsable como con los propios ciudadanos.


Tras estas realidades decidimos hacer tres procesos participativos desde la institución  para mejorar y profundizar en la relación con los ciudadanos: Defiende el Castillo y Participa Buñol y en el IES con 57 jóvenes estudiantes de primero de bachillerato. El primero para la recuperación del barrio más emblemático de Buñol y a la vez peligrosamente degradado, nuestro centro histórico. En el segundo recorrimos cada barrio para escuchar cara a cara a los vecinos, sus problemas y sus propuestas, nos reunimos y pasamos por la Bota, San Rafael, Gila y Adyacentes, la Venta y el Pueblo. El tercero escuchar a nuestros jóvenes y sus alternativas, todo un éxito por cierto en sus conclusiones.

Todo los procesos tenían un objetivo claro: Escuchar los problemas, recoger las propuestas de la gente y que el Ayuntamiento las ejecutara. Esto ultimo es lo fundamental, cada acta con cada barrio se pasó a los concejales responsables de área o servicio para que dieran soluciones a las propuestas y problemas de los barrios y de las personas, el proceso concluyó con una rendición de cuentas a los ciudadanos de todo lo hecho y de lo que faltaba por hacer en la sala el mercado por los 9 concejales del Equipo de Gobierno. A mi entender un paso necesario para recuperar y/o ahondar en la confianza de los ciudadanos.

Vuelve a ser importante analizar con objetividad, aunque fueron suficientes las personas involucradas, volvió a quedarse corta la participación de los ciudadanos. Sabemos el valor dar un paso o dos o tres pero quedan muchos por dar y no debemos olvidarlo. Es fácil quejarse y un poco más complejo y comprometido apostar por participar ayudando a resolver los problemas.

Una vez analizadas la participación, las propuestas, las estructuras, los canales  y sus  resultados nos planteamos crear una herramienta de participación ciudadana seria e institucional por parte del Ayuntamiento y claramente comprometida con las propuestas e iniciativas de las personas, los movimientos sociales y las asociaciones: decide.buñol.es , se trata de un portal web para que cualquier persona o colectivo haga su propuesta a su institución más cercana, y con 30 avales de otras personas, el Ayuntamiento se comprometa a realizarla o en su defecto a explicar los motivos por los que no se puede hacer. Con ella aseguramos que cada individuo o colectivo en Buñol pueda- y yo creo que debe- aportar su inteligencia en forma de propuestas, presupuestos participativos y votaciones sobre asuntos fundamentales para nuestro pueblo, todo ello con el compromiso de ejecutarlas desde el equipo de gobierno.

Más allá de votar cada cuatro años, los buñoleros y las buñoleras pueden conseguir mejorar su pueblo, ahí están las herramientas, eso implica compromiso, responsabilidad, más allá de siglas políticas, y lo que es mejor, una manera de hacer política de forma constructiva, entre todos y desde la cooperación. Hace mucha falta.



viernes, 4 de enero de 2019

Diario de un Concejal 3 Después del principio y un poco más por el final





Existen cuatro ejes de poder en el Ayuntamiento: la Alcaldía, la Secretaría General(lo legal), la Intervención(la economía de lo legal) y el Urbanismo. De ellas derivarían otras a diferente escala, no por ello menos importantes, por espacio me basaré solamente en las primeras para intentar hacerme comprender, y sobre todo, para tratar de entender la especial interacción que tienen  entre ellas, sus flujos de poder y como sus relaciones provocan obviamente un resultado con consecuencias claras para el funcionamiento de nuestra institución.

Permítanme una apreciación que siempre me ha llamado la atención: la ubicación.

En la primera planta está la Secretaría General, en la segunda planta, la Alcaldía, los tenientes-alcaldes y el Salón de Plenos y en la tercera planta la Intervención y el Urbanismo.
Siempre me interesó el orden de las cosas, si se intenta leer sin caer en prejuicios ni tópicos es sumamente ilustrativo. Todo tiene su sutil sentido.
Podríamos verlo de un modo gráfico como un entrepan en el que el poder político está literalmente entre las otras dos mitades del emparedado. Se definiría como la mezcla(nunca mejor dicho) en lenguaje cotidiano.
Su similitud con la realidad no es baladí. La Alcaldía se sustenta en los votos del resto de grupos políticos y de ellos depende su elección pero no tanto o muy poco en el día a día. La mayor expresión de la mezcla es el Pleno, donde todos los grupos concurren, debaten, votan y deciden, interesante, si no fuese porque todos los procedimientos lo convierten en algo prehecho, precocinado, repetitivo y absolutamente carente de un valor sustancial, pura superficialidad política entre gobierno y oposición. Toda una mezcla ciertamente. Las mezclas, la pluralidad tiene mucho valor si se produce un verdadero diálogo, una ordenada coordinación y una buena planificación, pero como no ocurre en la realidad ofrece un mal sabor, no se pone lo mejor de cada grupo en pro del bien común y las vísceras se anteponen al sentido común y a la razón. Liderar sin ser partidista por encima del bien común es difícil tal y como se configura la realidad política dentro del sistema. Se cae en ello con bastante facilidad, lógicamente en vez de un carro tirado con cinco caballos en línea recta no solemos encontrar, demasiadas veces, un carro con cinco caballos tirando cada uno para un lado(cuánta energía desperdiciada). Si le sumamos la personalidad de cada uno la cosa se complica y se multiplica geométricamente. Entenderse, al menos con la mayoría, es obligatorio y necesario. Se suele bordear el río para no construir el puente, grave error de futuro a mi entender, se dan demasiadas vueltas a lo mismo.
La Alcaldía pues debe a la vez que mantiene los apoyos políticos, comprender las personalidades de cada uno y tratar de conseguir llevarse la sardina a su ascua, ya que estamos con símiles gastronómicos, poner medallas a su persona y a su partido que es como lo llamamos nosotros. Lógicamente cada concejal suele hacer lo mismo(véase Facebook y otros medios) pero con mucho menos poder, aún así la cosa se multiplica y por lo tanto se complica.
Si nos paramos aquí veremos que la competitividad es el eje, lo que implica varias dificultades esenciales: la falta de una buena planificación, coordinación y comunicación(el mal más importante en nuestro ayuntamiento), porque siempre hay alguien o algunos que minan, bien por pasividad o por acción. En casi todo parece que subyacen intereses ocultos o al menos velados. Miradas de políticos y organizaciones que no ven más allá de sus siglas o de las próximas elecciones, otro grave error.

En cada planta hay, al menos, un reino de taifas, obligados a entenderse por el sistema, obligados a interactuar, si uno no funciona no funciona el otro y viceversa y así con cuantas combinaciones de carácter binómico, al menos, podamos imaginar.


Pasemos a entenderlo de otra manera, la Alcaldía o un Concejal tiene un proyecto, previamente, aunque no siempre, se ha consensuado con los portavoces de grupo al menos, frecuentemente con el equipo de gobierno al completo para no crispar. El proyecto necesita de un procedimiento de la Secretaría General y/o Contratación también un procedimiento de Intervención y en muchos casos un proyecto e informe técnico de Urbanismo por ejemplo ó de cualquier otro técnico.
¿Qué ocurre entonces?
Algo sencillo, por poner un ejemplo real, para transformar y ampliar el objeto social de BUINSA(empresa pública 100% del Ayuntamiento) con el propósito de convertirla en el motor económico de Buñol y su desarrollo(con consenso de todos los grupos que conforman el gobierno local se decide poner en marcha) requiere al menos, un proyecto y su informe de Intervención, un informe de todo ello de la Secretaría general. ¿Qué pasa si cualquiera de ellos informa desfavorablemente por la causa que sea? ¿O en una obra el arquitecto municipal o cualquier otro técnico? Sencillamente no se hace o se queda en el cajón de los olvidos. Desgraciadamente los argumentos legales no son lo objetivos que todos quisiéramos, quedan a merced de la interpretación del individuo. ¿Cuáles son las consecuencias?
1.- La Alcaldía y el equipo de gobierno depende totalmente de la interpretación de cada reino y les aseguro que de una planta a otra pueden perfectamente escuchar dos argumentos legales completamente distintos sobre un mismo proyecto, de hecho puede ocurrir cambiar de opinión en la misma planta de un día o semana para otra, ¿cuál es pues el necesario punto de objetividad que como responsable político debes seguir? La realidad es que la política se desvanece para dar paso a la burocracia.
2.- La Alcaldía si quiere sacar proyectos adelante está obligada a llevarse muy bien con los técnicos, imaginen si por un momento tratara de contradecir concienzudamente cualquier interpretación técnica, imaginen lo fácil que es para un experto en una materia concreta esgrimir un argumentario que deje a un ciudadano de pie convertido en Alcalde o Concejal fuera de juego y con un proyecto importante en el cajón.
3.- Las prioridades las marca el equipo de gobierno aparentemente, luego las transmite la alcaldía a los técnicos y en último término son los técnicos los que deciden cuándo estará hecho. Si recuerdan el juego del “teléfono enredau” sería una buena manera de definir los procesos. No he visto ni una sola vez una fecha de compromiso para la terminación de un proyecto en todo lo que va de legislatura, siempre aproximaciones, eso sí si no se cumplen tampoco pasa nada. Parece que en lo público todo puede esperar. Pedir responsabilidades, ninguna.
4.- ¿Cómo podemos estar seguros que los proyectos más necesarios son los primeros? De ninguna manera. Está en manos casi totalmente de los técnicos y en segundo término de la Alcaldía.
5.- ¿Quién marca de verdad las prioridades y por qué? Imposible de precisar, para eso está hecho el sistema, nadie asumirá responsabilidades, ni a nadie se le va a pedir.
6.- La Alcaldía es lógico pensar que acordará con los técnicos lo que más le convenga para que salgan al menos sus propios proyectos y los de su partido en primer lugar y en segundo lugar los acuerdos de gobierno, los técnicos acordarán con la Alcaldía lo que más les convenga según su ánimo, cantidad y dificultad de trabajo, etc.
7.- No conozco a ningún técnico al que se la haya abierto por parte de la Alcaldía un expediente de ningún tipo en toda la historia de la democracia por lo menos, o sea en cuarenta años. Sin duda tenemos muy buenos técnicos pero en tantos años ni una sola amonestación no parece creíble.
8.- ¿Nos gustan tanto los reinos a los seres humanos? ¿A quién benefician? A los que los dominan sin duda.

¿Debemos pues afirmar que hay algún demonio en esta historia?

No, probablemente somos todos y ninguno, ni siquiera creo que haya una verdadera consciencia sobre el alcance que tienen estos movimientos en la vida de las personas y en el perjuicio que se llega a hacer a la sociedad. Dejar que este funcionamiento siga es sin duda nefasto para Buñol, por lo tanto hay que hacer un cambio profundo que parece no interesar a nadie. De lo que no tengo ninguna duda es que el sistema está mal parido, es anacrónico e ineficaz y convierte a un Ayuntamiento en una máquina lenta, desengrasada, falto de creatividad y  muy poco resolutivo.

Burocracia, pura, interesada y decadente burocracia.

Debe cambiarse y se puede cambiar, hay mucho personal silenciosamente valioso que lo sabe. 
Si algo sorprende es que ningún partido político ofrece una solución a la burocracia, de hecho cuanto más cambian las leyes, hace poco la de Contratación, mas complejas  e irreales son.
Si uno fuera mal pensado creería que a algún individuo u organización le interesa este tipo de funcionamiento, y me temo que algo hay de esto, pero si me permiten la licencia les confesaré que tiendo a pensar que los que hacen las leyes, reglamentos y procedimientos viven a un palmo del suelo y escuchar a los que trabajan a diario y los problemas de las personas no parece su mayor cualidad.
Buñol necesita un cambio profundo, sobre todo político y económico, para conseguirlo habría que empezar por ilusionar y cooperar entre todos para conseguir mejorar sustancialmente el funcionamiento interno de nuestro Ayuntamiento, para eso hay que dejar de una vez de empezar la casa por el tejado y priorizar aquello que frena el desarrollo de nuestro pueblo: Nosotros mismos cuando votamos.

domingo, 16 de diciembre de 2018

Diario de un Concejal(2) Antes y al principio de después




Cuando un concejal llega al Ayuntamiento de Buñol nadie se ocupa de presentarle a las personas que allí trabajan y cuál es la responsabilidad de cada cual, mucho menos como funciona la organización o cuáles son los procedimientos a seguir para hacer la labor que los ciudadanos te han encomendado. Ni un solo protocolo de recibimiento a los concejales nuevos y no hablo de agasajos, simplemente de unas mínimas reglas de cortesía y conocimiento, algo  a mi entender necesario y básico. Si a esto le sumas que tampoco tienes un espacio de trabajo adecuado ni digno, ni siquiera una taquilla dónde dejar tus cosas, ni un triste archivador, entonces hablamos de una cuestión que no por parecer superficial deja de entroncarse en una realidad, como mínimo, de una falta de respeto considerable a aquellos que han sido elegidos democráticamente por los buñoleros para representarles. Solo el alcalde y los tenientes-alcaldes tienen algo parecido a un despacho (hay quien lo justifica como un problema de espacio).  Soy de la opinión de que este tipo de hechos configuran la manera que en la realidad se valora la figura de un representante público local: muy poco.
Por si no lo saben, el que escribe es tercer teniente-alcalde, por lo que soy de esos elegidos que tienen despacho asignado- si así se le puede llamar a un cuchitril de tres metros cuadrados- que no he utilizado en los más de tres años y medio de legislatura y usan los concejales que no tienen lugar alguno que aún es peor. Tuve la suerte de poder tener al lado del Ayuntamiento la sede de Votamos Buñol, entre ahí y mi casa fundamentalmente, la Radio, y Buinsa he ido ejerciendo mis labores de concejal.
En los primeros tres o cuatro meses en el cargo intentas aprender y conocer el funcionamiento del Ayuntamiento, sus sedes, su patrimonio, sus procedimientos, etc y pronto te das cuenta que todo está configurado desde hace tantos años y con tacto tic que los cambios van a ser difíciles, sin duda el resorte legal que crea este burdo funcionamiento es la Ley de Régimen Local, desfasada y anacrónica, para más abultamiento la ley es presidencialista, lo que quiere decir que el Alcalde es el que tiene la mayoría de poderes y solo él, en nuestro caso a través de un pacto de gobierno, delega competencias a cuatro tenientes-alcaldes. De todos es sabido en la casa del pueblo quien tiene el poder y quien decide en el día a día desde la política y solo es uno, lo que motiva lógicamente darte cuenta que los técnicos del Ayuntamiento, en general y salvo maravillosas excepciones, solo hacen caso a quien realmente manda, el alcalde. Y te lo dejan muy claro desde el principio para que no te vayas a creer que el poder que emana de tus votos va ser fácil de poner en valor. No les explicaré la cantidad de galimatías incomprensibles con los que me he encontrado, eso daría para un libro y tampoco es mi intención poner en evidencia a nadie en concreto, sino a un sistema que hace de la ilusión de cualquier concejal cuando llega a la institución un via crucis a poco que tengas sentido común, sentido de la responsabilidad y fuertes convicciones municipalistas. 
Mientras tanto has ido gestionando tus áreas y servicios como has podido, con muy poca colaboración y desenredando los múltiples nudos que recibes a tu llegada. Otra cosa que no soy capaz de entender es como, al menos, no es obligada una pequeña reunión con el responsable anterior de tus competencias, adelantaría mucho la labor del concejal entrante -algo que desde aquí me comprometo a hacer con mi sucesor sin duda alguna sea del partido que sea, no entiendo otra manera de hacer política en tu pueblo- y si no puede ser con el concejal, al menos con algún trabajador que se encargue de conocer e informarte. Para mí todo ello debería ser de obligado cumplimiento.
Como fácilmente comprenderán llegas con una ilusión enorme y en muy poco tiempo, si no eres decidido y perseverante, las ganas desaparecerían muy pronto, llamativamente la mayoría pelea cada día para sacar sus proyectos pese a todo, aún así siempre me pregunto cómo sería el resultado si se consiguiera crear un buen ambiente de trabajo desde el respeto y la fraternidad. Me respondo con profunda rotundidad: muchísimo mejor para todos.
Desde aquí y desde esta secuencia de artículos que van a ir apareciendo en este medio, quiero poner en valor el trabajo de los concejales, el respeto y la consideración que merecen en el desarrollo de su trabajo y gritar si hace falta que cada uno de ellos ha sido votado por muchos buñoleros y buñoleras para que hagan bien su trabajo.

En esta entrega les hablado de algunas convicciones y de un poder, el del presidente del ayuntamiento, en la próxima profundizaré sobre él y les hablaré de los otros poderes que mueven la institución y algunas de las barreras con las que se encuentran los concejales en el desempeño de su función.
Desde aquí mi admiración a priori, a todo aquel que se expone presentándose a unas elecciones en los pueblos pequeños de nuestro país y o a todos aquellos que invierten su tiempo de vida en lo público, constructivamente y con la mejor intención.

jueves, 29 de noviembre de 2018

Diario de un concejal (1) El motivo y el origen



Cada uno tiene sus motivos a la hora de decidir participar en política y especialmente en la política municipal. En la política local hay poco que ganar en especie y mucho que perder personalmente, de ahí que hay pocas personas que se interesen por ella, se contraponen, la satisfacción de aportar a lo público todo aquello que la vida te ha enseñado, intentar hacer realidad tus ideas y proyectos junto a las personas que te acompañan(pocas) disfrutándolo si puedes, frente, a la exposición permanente, la crítica del delirio maliciosa y sin objetividad y la cantidad de tiempo que has de dedicar robándoselo a la familia, a los amigos y a tus propios proyectos. Lo más contradictorio es que alguno de estos proyectos son los que verdaderamente sostienen económicamente tu vida y los pones en peligro. Y por ello recibes, de ti mismo y de los demás, quejas y recriminaciones constantes. Y aún así sigues, aunque más de mil veces hayas querido mandar todo a la mierda. Algo tendrá ese pequeño poder que te da ser concejal de tu pueblo, algún bien mayor será el gran motivador para dedicar gran parte de tu tiempo de vida a la política local. Podría escribirles una retahíla de frases tópicas que incluso podrían ser verdad para justificar lo dicho, pero no es el objeto de estas palabras, ya llegaremos a ellas si el destino lo quiere o yo. No es relevante ahora.
Comencemos por el principio: la frustración (vital): Éste fue mi motivo y algo más.…una eclosión desde las entrañas. Sigamos.
La economía, por mucho que nos duela, es el centro de nuestras vidas, es a lo que dedicamos más horas al día, a cambio de un sueldo ó de un beneficio según a qué te dediques, con un poco de suerte nos dará para vivir bien materialmente o para vivir  mal según cada caso. Es pues lógico pensar que para mucha gente el primer motivo para dedicarse a la política es el jornal, lo que se gana en dinero por trabajar en ella. Y probablemente tenga razón en algunos casos concretos, pero debo decir sin temor a equivocarme que en general lo que gana un concejal de un pueblo pequeño no compensa en absoluto, si consideramos con objetividad el tiempo de dedicación necesario, a poco que se esté cualificado en cualquier actividad privada los beneficios son mucho mayores. La política local no es rentable si lo llevamos a números, más bien todo lo contrario suele tener altos costes tanto económicos como personales.

¿Por qué pues algunas personas están dispuestas a exponerse y trabajar desde lo público para su pueblo? 
Bajo mi punto de vista hay diversas razones que sintetizaría en éstas:

- El ser Concejal, Teniente-Alcalde o Alcalde de tu pueblo da prestigio y un poco de poder.
  • Si  se está liberado totalmente se tiene un salario digno y seguridad durante 4 años.
  • Si se quiere hacer carrera política es un buen lanzamiento, ser al menos Concejal, aún mejor Alcalde de tu pueblo, en la mayoría de partidos puntúa, incluso en alguna empresa.
  • Por tradición familiar.
  • Alguien le buscó para que fuera en una lista y eso le hizo sentirse valorado.
  • En su experiencia personal algo pasó que le hizo entender la importancia de lo público y la satisfacción de poder trabajar en ello.
  • Siempre le gustó trabajar en equipo y con equipos, en el municipalismo eso estaba asegurado.
  • El amor por su pueblo, la intención de creer poder mejorarlo le sedujo totalmente.
  • El gusto por las nuevas experiencias y ésta sin duda era una muy atractiva.
No digo que sea una sola de ellas, cada uno las entremezclará o sumará para comprender su propia motivación. Eso sí, tengan mucho miedo si alguien les dice que todo lo hacen por ustedes o por la sociedad, aquel que no se valora(ama) a sí mismo difícilmente valorará(amará) a los demás. También es importante el nivel de conciencia y consciencia de cada cual, un valor muy escondido pero muy preciado si se es capaz de ver. Se puede defender los intereses de los demás sin perder de vista los propios. Suele ocurrir y esto es sumamente actual que uno solo defiende sus propios intereses sin contemplar los de nadie más. Esto en política a cualquier nivel es altamente perjudicial para gestionar lo público. Les hablo de esos que no tienen empatía, y también de aquellos que viven en una burbuja de prebendas y relaciones, generalmente esas personas que no han tenido que pasar ninguna penuria en su vida y que sienten que esas cosas solo le ocurren a los fracasados, no a ellos. Miedo da verlo cada día, la mayor lucha es la de conseguir despertar consciencias, las de mirar y ver la realidad. No es tan fácil, todos miramos con nuestras propias lentes deformadas y eso hay que saberlo con claridad para calcular el nivel de desvío o error. En lo social esto es tremendamente importante, nunca perder de vista el sentir, el pensar, la opinión de los demás.
El primer día laboral después de la constitución del pleno entré en el Ayuntamiento de Buñol con mucha ilusión y alguien me dejó desde el primer día muy claro cuál era mi  papel y mi lugar. Un papel y un lugar que nunca he aceptado, creo haberlo demostrado. Y una pequeña conversación que nunca olvidaré.